PowerBoats Fornells

1

Cala Pilar

Cala Pilar

Playa virgen de difícil acceso en coche por lo que se recomienda su visita navegando. La arena de fuertes tonalidades doradas y ocres, crea un magnífico contraste con sus aguas cristalinas. Frecuentada por naturistas (estáis avisados)

Cala en Calderer

Cala en Calderer

Una de las playas más tranquilas de la isla. Al no tener servicios la afluencia de bañistas es escasa lo que la hace más auténtica. Su formación se debe a que un entrante de mar al tocar tierra firme dió lugar a un talud en forma de concha, compuesto de arena, roca y alga. Las dimensiones de este rincón costero son reducidas (70 metros de longitud).

Cala Pregonda

Cala Pregonda

Esta playa es una de las más conocidas y apreciadas de Menorca, diferente a las que se pueden encontrar en la isla tanto por el color dorado de su arena, como por los diferentes islotes que la protegen del oleaje.

Cala Mica

Cala Mica

Pequeña playa que se encuentra justo al lado de Cavalleria y que destaca por su particular forma de Concha. Incluso en plena temporada de verano suele haber poca gente, ya que otras playas de la misma zona como Cavalleria o Pregonda le restan protagonismo.

Cabra Salada

Cabra Salada

Micro cala dentro de la bahía de Fornells. Su principal atracción son las cabras salvajes que suelen merodear por la orilla. De aquí le viene el nombre de Cabra Salada.

Mongofre

Mongofre

Pequeña y aislada cala junto al pequeño puerto de Addaia. Pese a su reducido tamaño la zona de arena tiene unos 150 metros de ancho por 25 de largo, mucho espacio teniendo en cuenta la poca gente que se acerca hasta aquí.

Cala Presili

Cala Presili

Playa cercana al Faro de Favàritx. No se parece a otras calas del norte de Menorca, ya que su arena es blanca y fina y no posee los colores rojos característicos de Cavalleria o Pregonda. La playa suele estar frecuentada por nudistas.

Los Tamarells y Arenal d’en Moro

Los Tamarells

Constituyen las dos playas de la Isla d’en Colom. Están situadas en la costa oeste, mirando hacia Menorca, situación que las resguarda del viento de tramontana, por lo que se convierten frecuentemente en refugio de embarcaciones. Son de arena fina y aguas azules y cristalinas.